Tanto para interiores como exteriores

Genera una superficie totalmente impermeable gracias a su nula porosidad, lo que hace su instalación óptima para zonas húmedas. Al estar libre de juntas, no le afectan el polvo ni la suciedad. Su atractiva estética y nulo mantenimiento lo convierten en la opción perfecta para su aplicación en encimeras de cocinas y espacios húmedos como lavamanos, bañeras, recintos de ducha, y hasta incluso, para  piscinas. 

Resultará muy seguro

Por otra parte, tiene la enorme ventaja de ser resistente a las altas temperaturas. Por si no lo sabías, es ignífugo y resistente a la abrasión. Puede ser una fantástica idea para revestir las paredes de tu chimenea, desde el suelo al techo, dejando sólo la abertura del fuego forrada de chapa de acero, así que además de bonito resultará muy seguro. 

Ganando continuidad visual

Si hablamos de los suelos continuos, esos que no tienen juntas y que quedan como una sola pieza, el microcemento es el rey. Su acabado, entre lo minimalista e industrial, otorga esa uniformidad que permite el material. Porque se puede aplicar en múltiples superficies sin que se vea ningún tipo de división. Esto, sumado a que se puede escoger el color, nos permite integrar los espacios, interior y exterior, logrando una continuidad visual y una sensación de amplitud única. 

Instalación en tiempo récord 

El ahorro de tiempo que aporta el microcemento es una de sus mayores ventajas. Ya sabes, si lo que te impide a la hora de hacer la reforma es todo el embrollo de sacar escombros ¡estás de suerte!, puesto que no hay que eliminar el material existente, ya que este nos servirá de base, ahorrándote toda esa engorrosa parte. Una vez realizado el mezclado y amasado, se distribuye en la superficie, cubriéndola hasta obtener una capa muy fina de dos o tres milímetros. Por esta misma razón, resulta una solución rápida, limpia, práctica y con unos resultados increíbles. Entonces ¿sigues teniendo alguna razón más para no utilizar este material?

Más económico

Sí, otra de sus razones más ventajosas es su precio. En general, depende del estado de la base sobre la que lo apliques y de los metros que quieras cubrir. Pero teniendo en cuenta el tamaño medio de un baño estándar, te podemos asegurar que es más económico que cubrir las paredes con otros revestimientos. Una apuesta segura cuyo precio ronda los $50.000 el m².

Cuidados sencillos pero habituales

Su mantenimiento se realiza con un simple lavado de agua y jabón neutro, sencillo ¿verdad? Lo que se recomienda periódicamente es aplicar ceras de autobrillo diluidas en agua puesto que, de esta forma, se renueva la capa de protección del suelo. Si el producto se ha instalado correctamente, no te va a dar ningún trabajo extra mantenerlo como nuevo. Más aún sabiendo que al no presentar juntas, no te vas a tener que esforzar en limpiar las temidas “rayitas”. 

Multitud de colores

Cuando pensamos en microcemento, pensamos en gris, pero hoy en día se trata de un material versátil que permite tanto acabados mate como brillo. Además, ofrece una extensa gama de acabados que abarcan desde los colores minerales y tierra hasta tonalidades más vivas como rojos, verdes y amarillos intensos. Su abanico de posibilidades no se limita a una paleta de color estándar, ya que su método de coloración permite crear todo tipo de colores, por lo que se adapta a cualquier estilo. 

Lo más increíble es que podrás imitar distintos efectos, como el estuco veneciano o texturas marcadas, así que si tienes en mente un acabado que has visto en las revistas o en tu blog favorito, solo tienes que mostrárselo a un buen profesional y será capaz de dejarlo exactamente igual.

Diseño y creatividad

Seguramente por todo esto te estás planteando añadirlo a tu living-comedor, baño o cocina. El microcemento clásico es de textura fina, presentando un acabado de aguas que lo hacen muy estético y vistoso. Aunque también está disponible en superficies rugosas. Para los más atrevidos existen acabados decorativos (destellos metálicos en oro y plata), con paredes customizadas y “a la carta”. 

Un material que nos dará versatilidad, textura, acabado y capacidad de combinar con una gran variedad de materiales, permitiendo lograr resultados muy creativos, además de ajustarse a la necesidad de cada espacio. 

Industrial, sofisticado y colorido... ¿qué más? ¿Te animas a utilizarlo en cualquier estancia de tu vivienda? ¡Me parece que el microcemento va a pasar a mi lista de favoritos! Lo mires por donde lo mires, el microcemento es exclusivo.

Etiquetas descriptivas:
remodelación, remodelación casa, arquitectos, diseño de interiores, obras menores, 0, microcemento, que, técnicos, necesitas?, revestir con microcemento vivienda, microcemento baños, microcemento suelos, microcemento cocina

¿Qué te ha parecido esta idea?

Deja tu comentario

Deja tu comentario

2 Comentarios

Ruth Arquero - hace 17 días

Hola, les cuento que lo encontré fascinante pero mi presupuesto no me alcanza para pedir presupuesto, me gustaría saber donde lo puedo comprar para aplicarlo en una casa de 108 Mts2

Luis Barahona - hace 11 días

No lo utilizado, pero me parece estupendo, lo utilizare en el proximo trabajo

Recuerda que también puedes pedir presupuesto de Remodelación Casa.