Cuestión de espacio

  • Bañeras: es cierto que existen bañeras de diferentes tamaños, incluso bañeras que se ajustan a rincones, como las bañeras de riñón o las esquineras. No obstante, si tenemos en cuenta que la función principal de una bañera es darse un baño, tumbado y relajado, siempre ocuparán bastante espacio. Los baños con bañera siempre parecen más pequeños.
  • Duchas: las duchas pueden ser también amplias. En la actualidad hay, incluso, modelos de duchas dobles. No obstante, desde el punto de vista del espacio, las duchas son más agradecidas, pues hay platos realmente pequeños (como los de 60x60), que se adaptan a los aseos y baños menos espaciosos; y es que recordemos que su uso es muy diferente al de una bañera, pues al meternos en ellas estamos de pie y no tumbados. Los baños con duchas siempre parecerán más grandes.

Una batalla estética

  • Bañera: a priori, las bañeras son mucho más elegantes que las duchas. Hay modelos, como las bañeras exentas, que hacen muy difícil competir con su belleza. También encuentras las bañeras de hidromasaje, que además de ser altamente relajantes, aportan un plus decorativo incuestionable.
  • Duchas: si bien es cierto que sus líneas son más simples, en la actualidad hay opciones como las duchas de obra, que pueden competir con la belleza de las bañeras. Platos de ducha construidos a medida que incorporan una cabina revestida con azulejos. Las mamparas de ducha, en este punto, también ayudan a aportar un plus estético, además de impedir que el agua inunde el baño.

Funcionalidad ante todo

  • Ducha: en el campo de la funcionalidad, la ducha sin duda gana. La accesibilidad de los platos de ducha es estupenda si contamos con personas mayores en casa. Hay duchas a ras de suelo que se posicionan como un elemento perfecto y seguro para evitar caídas. Además, no hay que olvidar que son mucho más sencillas de limpiar al poder meternos dentro sin problema.
  • Bañeras: quizá sean menos funcionales. Si hay personas mayores en casa, tener que salvar el gran desnivel para entrar puede ser peligroso. No obstante, para ser justos, hay que señalar que si hay niños quizá sea una buena opción, pues los mismos disfrutan mucho más del baño en estos elementos.  En cuanto a la limpieza, siempre será más complicado meterse en una bañera que en una ducha.

Haciendo números

  • Ducha: a priori, los platos de ducha son más económicos que las bañeras. No obstante, hay que tener en cuenta que a la hora de instalar una ducha también hay que pensar en mamparas, chapado y fontanería.

  • Bañera: las bañeras son más caras que los platos de ducha, y aunque prescindamos de mamparas, también hay trabajos de fontanería y chapado durante su colocación. Por lo que colocar una bañera puede ser bastante más costoso. Además, ten en cuenta que en el día a día, llenar una bañera de agua siempre conlleva un gasto extra de agua que se notará en tu factura.

Etiquetas descriptivas:
remodelación, remodelación baño

¿Qué te ha parecido esta idea?

Deja tu comentario

Deja tu comentario

1 Comentario

Arturo Quiroga - hace 14 días

Información completa, ayuda mucho a tomar una decisión.-

Recuerda que también puedes pedir presupuesto de Remodelación Baño.